You are seeing this message because your web browser does not support basic web standards. Find out more about why this message is appearing and what you can do to make your experience on this site better.


FINE Newsletter, Volume V, Issue 3
Issue Topic: Creating a Culture of Continuous Improvement

Liderando el Ramo

Sandra Gutiérrez es la directora nacional de Abriendo Puertas / Opening Doors, un programa evaluado y desarrollado por y para los padres de niños latinos pequeños, para tratar el tema de las brechas de oportunidades. En este Perfil de Liderazgo, la Sra. Gutiérrez comparte su visión de cómo las familias son fundamentales para transformar las vidas de nuestros hijos y de nuestras comunidades. [This article is also available in English as Parents as Agents of Change.]

MI VISIÓN PARA EL ÁMBITO DE PARTICIPACIÓN FAMILIAR

Tengo una visión de que involucrar a las familias ayudará a cerrar la "brecha de oportunidad" que impide a muchos niños de completamente realizar sus potenciales educativos y profesionales. Algunas personas usan el término "la brecha de logro," pero una brecha de logro es simplemente el resultado del verdadero problema-una brecha de oportunidad, como se ve en la desigualdad de acceso a las escuelas de alta calidad y de servicios críticos de salud y de apoyo. Muchos niños-especialmente los de familias de bajos ingresos-se pierden estas oportunidades claves para asegurar sus futuros. Como líderes de sus familias, los padres, ya sean solteros o casados, junto con otras personas que están al frente de sus familias, pueden ser poderosos agentes de cambio, sin embargo, a menudo son un recurso poco utilizado en los esfuerzos para cerrar la brecha de oportunidad.

MIS ESFUERZOS ACTUALES PARA AVANZAR ESTA VISIÓN

"Dime y me olvidaré. Muéstrame y lo recordaré. Involúcrame y lo haré mío..." - un Dicho Chino

Una manera de involucrar y fortalecer a los padres para que ayuden a cerrar la brecha de oportunidades es a través de la "educación popular," un método utilizado con estudiantes adultos en toda América Latina. Este método de enseñanza y aprendizaje-traducido de la frase en español "Educación Popular"-significa "del pueblo" y está diseñado para tratar una amplia variedad de preocupaciones personales, económicas, y de justicia social de las personas de bajos ingresos y que forman parte de la clase obrera. La educación popular se basa en los valores comunitarios y culturales, así como la cultura popular, para que el contenido sea accesible y significativo en la vida diaria de los padres.

A parent graduate poses with her daughter during a graduation ceremony for the Abriendo Puertas/Opening Doors program.

Una madre de familia posa con su hija durante una ceremonia de graduación del programa Abriendo Puertas/Opening Doors.

El programa que dirijo, Abriendo Puertas / Opening Doors, es un programa diseñado para fortalecer las habilidades de liderazgo y las habilidades de defensa de los padres latinos con niños de 0 a 5 años de edad, para que estos padres puedan ayudar a reducir la brecha de oportunidades antes de que los niños comiencen la educación formal. El currículo se basa en la educación popular y se basa en las experiencias de la vida real de los participantes. A través de la educación popular, los participantes de Abriendo Puertas crean conexiones entre sus experiencias de la vida cotidiana, los problemas sociales más grandes que les preocupan, y las acciones que decidan tomar que producirán consecuencias positivas para sus familias.

En nuestro programa, a menudo escuchamos a los padres decir, "Más vale prevenir que lamentar." Cada semana, padres latinos se reúnen en un grupo de apoyo para fortalecer su capacidad para ser los primeros y más influyentes maestros de sus hijos y para hacer de su hogar la primera escuela de su hijo, rico con experiencias de aprendizaje diarias.

Los temas de discusión incluyen el establecer metas, la comunicación, las edades y etapas de desarrollo, la promoción de la alfabetización, la elección de programas preescolares, la nutrición, los servicios de salud, el bienestar socio-emocional y como abogar y tomar acción por los niños, familias y comunidades. Estas sesiones de grupo incluyen actividades como juegos populares tales como Abriendo Puertas Lotería (Bingo), así como las referencias a los "dichos" o refranes culturales, para reforzar los mensajes claves de manera que sean atractivos y relevantes para las familias.

La confianza de los padres aumenta cuando reconocen el poder que tienen como líderes de sus familias: todas sus decisiones diarias tienen una profunda influencia en el arco de la vida de sus hijos. Una manera importante que los padres en nuestro programa son capaces de ejercer esta influencia es al ayudar a eliminar la brecha de oportunidades mediante la promoción de la excelencia en las escuelas locales de bajo rendimiento crónico, donde con demasiada frecuencia, sus niños reciben una educación inferior. Nuestro reparto de datos con los padres es un paso esencial y clave para aumentar su capacidad de defensa efectiva.

Debido a que uno no puede cambiar lo que uno no sabe, uno de los conceptos básicos de la educación popular, así como del programa Abriendo Puertas- es la importancia de compartir los datos locales con los padres para informarles sobre las escuelas en su vecindad y los logros de sus hijos. Estos datos incluyen los resultados de la Evaluación Nacional de Progreso Educativo y los índices de alfabetización, graduación, y la obesidad en la comunidad, junto con la información y las actividades que los padres pueden utilizar para tomar acciones positivas a diario para apoyar el desarrollo saludable y la educación de sus hijos. Cuando los padres se dan cuenta que cerca del 50% de los niños de la comunidad no están leyendo al nivel de grado en el 3er grado-lo que hace cuatro veces más probable que estos niños abandonen la escuela secundaria-los padres se ven obligados a actuar para ayudar a resolver este problema. Ningún padre quiere que su hijo sea una de las estadísticas negativas; así los padres informados son poderosos agentes de cambio en la eliminación de la brecha de oportunidades.

El ámbito de participación familiar en su totalidad está creciendo, y ya que las desigualdades económicas siguen aumentando, la participación de la familia es cada vez más importante para ayudar a hacerle frente a la brecha de oportunidades. Los esfuerzos de participación de la familia se han ampliado desde animar a los padres para que alimenten a sus hijos con comida saludable y asistir a las reuniones de maestros, hasta invertir tiempo en el poder de los padres como líderes de sus familias y como agentes de cambio en sus comunidades. Hay muchos esfuerzos prometedores y de gran alcance que ayudarán a eliminar la brecha de oportunidades y que avanzarán la participación de la familia, incluyendo lo siguiente:

  • El Presidente está haciendo un llamado para los estudios preescolares universales y también para la expansión de los programas de visitas a domicilio, que, si son aprobados, crearán oportunidades educativas necesarias y podrían ayudar a incentivar a mas padres de familia a que se involucren en la educación de sus hijos desde que sus hijos son muy pequeños.
  • Existe una creciente atención nacional y un apoyo público para las estrategias de “dos generaciones” que se concentran en las necesidades de los niños vulnerables tanto como en las de sus padres. El Fondo Ascend del Instituto Aspen apoya los proyectos intersectoriales que crean ciclos de oportunidades para los niños y para sus padres.

  • La Campaña de Lectura A Nivel de Grado Escolar está invirtiendo tiempo en los padres como socios claves para abordar los niveles de lectura del tercer grado, la alfabetización temprana, el aprendizaje durante el verano, y los problemas de asistencia escolar.
  • Muchos grupos nacionales enfocados en la educación temprana que abogan por los niños pequeños, así como Abriendo Puertas, están evolucionando de una agenda de nacimiento- a-5 años de edad a una agenda de nacimiento-a-8 años de edad. Esto extenderá el acceso de los padres a la información crítica sobre el desarrollo de sus hijos y los resultados educativos, como la información sobre el desarrollo de la alfabetización de los niños.
  • La Fundación W.K. Kellogg convocó una red nacional de práctica, "Participación de la familia: una responsabilidad compartida entre las familias, escuelas y comunidades," para resaltar el trabajo excelente basado en la comunidad de dos generaciones, para compartir las mejores prácticas para mejorar el campo, y el avance de la justicia racial como una prioridad en los esfuerzos de participación de la familia.
  • El Departamento de Educación de EE.UU. está desarrollando un marco para la participación de la familia que promueve a los padres como socios en la mejora de la educación.

CAMBIOS AÚN NECESARIOS PARA LOGRAR ESTA VISIÓN

Si, como tantas veces decimos, "los niños son nuestro futuro," debemos abordar los efectos de la actual crisis económica en las familias y trabajar con ellos para ayudar a superar la brecha de oportunidades. La pobreza es un factor clave en la brecha de oportunidades y es devastador para el desarrollo de los niños. De acuerdo con el Centro Nacional para Niños en Pobreza, una cuarta parte completa de los niños en los EE.UU. menores de seis años-6 millones-viven en familias pobres. Todos los que trabajamos con familias tenemos el reto de reexaminar nuestras suposiciones y actitudes acerca de las familias que enfrentan la pobreza. La participación de la familia puede ser parte de la conversación nacional tan necesaria sobre como tratar el problema de la pobreza y los problemas que surgen de ello, como la brecha de oportunidades.

Las instituciones educativas que capacitan a los maestros antes de servicio y a los trabajadores sociales, así como a los profesionales que proveen capacitación en servicio a las escuelas y a otro personal que trata con familias cara a cara, deben ofrecer más desarrollo profesional en las mejores prácticas para los que trabajan con familias diversas y familias cuyo idioma principal no es el Inglés. Comprender los cambios dramáticos de la demografía en los EE.UU. es de suma importancia: pronto la mayoría de los niños de nuestro país será la de los no-blancos. La brecha de oportunidades no es algo que sólo afecta a las personas que viven en ciertos códigos postales-nos afecta a todos. Si queremos que nuestro país prospere, tenemos que invertir en todos nuestros niños. Y al aprender más acerca de quiénes son nuestros niños y lo que necesitan para tener éxito, podemos tomar decisiones informadas sobre la mejor manera de involucrar a sus familias en la creación del futuro que queremos y que compartiremos.

También es importante que movamos la investigación educativa de los estantes académicos hacia las manos de los padres para ayudarles a comprender lo que pueden hacer para ayudar a sus hijos. Idealmente, los investigadores educativos presentarían sus resultados publicados de manera que sean accesibles a los padres y que claramente sugieran maneras en que los padres puedan actuar según la información para promover el aprendizaje y el bienestar de sus hijos. Los que trabajan con o sirven a las familias, tales como directores de programas, maestros o trabajadores de servicios de la familia, también pueden ayudar a traducir los resultados de investigación para convertirlos en herramientas y consejos prácticos que las familias puedan usar con sus propios hijos. Estos esfuerzos ayudarán a fortalecer la capacidad de los padres para transformar las vidas de sus hijos, así como sus comunidades.

Por último, es importante pensar más allá de lo que nuestras agencias y programas de servicio para niños y familias ya hacen. Debemos elevar nuestra visión de la participación de la familia, de algo que es esencial para una educación de calidad y el éxito de los estudiantes, hacia el establecimiento del poder y la toma de acción de la familia como un elemento clave para la salud y el progreso de nuestro querido país. Imaginemos, por un momento, lo que el futuro de nuestros hijos sería si tuviéramos un sistema sostenible que fuera pro-padre, y basado en la evidencia y el poder de los padres, para la participación de la familia que ayude a eliminar la brecha de oportunidades y asegurar que todos los niños tengan lo que necesitan para tener éxito.


This resource is part of the September 2013 FINE Newsletter. The FINE Newsletter shares the newest and best family involvement research and resources from Harvard Family Research Project and other field leaders. To access the archives of past issues, please visit www.hfrp.org/FINENewsletterTo subscribe to the FINE Newsletter, please visit our subscription center.

Home |  HGSE Home |  Site Map |  Site Help |  Privacy |  Contact Us |  RSS

© 2017 Presidents and Fellows of Harvard College
Published by Harvard Family Research Project